• Maria Fe G

Cusco: Opciones para salir de la rutina


Pasamos el mes de septiembre y con él llegó el “veranillo”, como se conoce popularmente acá, el frío empieza a disminuir poco a poco y es un buen momento para planear un viaje con amigos, familia o con la pareja a la ciudad del Cusco.

Esta ciudad tiene un encanto único, ya sea por su arquitectura que parece estar detenida en el tiempo, su rica cultura visible en cada rincón de la región o el hecho de que esté rodeada de paisajes hermosos.

En este artículo te damos algunos tips para que termines de animarte por tener ese viaje que hace tiempo te mereces a este destino imperdible. Ven a conocer Cusco o si ya lo conoces, estamos seguros que con estos tips conocerás un Cusco diferente en el que vivirás momentos que no olvidarás, y sobre todo saldrás de la rutina que tanta falta hace de vez en cuando.

Antes del viaje

Siempre es recomendable planear las actividades principales en un viaje, pero recomendamos darse el tiempo para relajar y disfrutar del momento, sobre todo si queremos salir de la rutina. Sabemos que Cusco tiene muchos rincones por explorar y que en unos días no podrás conocerlo todo, pero así sean pocos días, los van a disfrutar como no se imaginan. Créannos, calidad antes que cantidad es un dicho que también aplica para los viajes.


Otra cosa para tomar en cuenta es la altura en la ciudad del Cusco, sobre todo el primer día, si es que vienen de una ciudad con poca altura les va a tomar un poco aclimatarse, es por eso que les recomendamos no exigirse el primer día de viaje. El mate de coca o de muña les ayudarán si sienten algún malestar y lo puedes encontrar muy fácilmente en todo Cusco. Una vez aclimatados nada les impedirá sacarle el jugo al viaje y regresar con las pilas recargadas y llenos de nuevas experiencias. Les recomendamos que busquen un hotel muy cerca a la Plaza de Armas o en el barrio de San Blas para que puedan salir a descubrir el centro de Cusco sin inconvenientes.

Ahora vamos con el itinerario recomendado

1er día: disfrutar el centro de Cusco


Una vez lleguen a Cusco y se instalen vayan a pasear. Si llegan temprano pueden ir al famoso Mercado de San Pedro y tomarse un jugo para refrescarse, de día el sol en la ciudad es bastante fuerte, recuerden llevar bloqueador y gorro.


Luego pueden dar un paseo por todas las calles del centro, no dejen de pasar por el Qorikancha y la Piedra de los 12 ángulos, pueden conocer un poco del barrio de San Blas, ver su plazoleta y si están con ganas pueden ir al mirador de San Blas, tiene una vista genial del centro.

También, a modo de relajarse pueden tomarse una cerveza en alguno de los bares cercanos a la plaza de Armas o pueden ir a uno de los restaurantes top que ofrece el Cusco, nuestros favoritos son Local, La Bodega 138, Limo, La Bohem, Kion, pero hay mucho otros excepcionales.



2do día: Stand up paddle y Glamping


¡En el segundo día empieza lo bueno!

Después de despertarse y tomar desayuno con calma vayan a hacer stand up paddle o kayak en la laguna de Piuray, ahí tendrán una experiencia sin igual al aire libre en una laguna altoandina con vista a las montañas.




Luego, para continuar con el día de aventuras se van a acampar al glamping más alto del mundo con Qhispikay Glamping, el glamping son campamentos de lujo que están ubicados en los jardines de familias de las comunidades altoandinas de Cusco. Ahí los esperarán con el almuerzo listo y si se animan pueden tomar una de las actividades culturales típicas de los andes.

Imaginen, pasar la noche rodeados de naturaleza en una carpa con todas las comodidades (inclusive calefacción y baño con agua caliente) y un cielo estrellado que solo las montañas te pueden regalar.

En Qhispikay Glamping te ayudan a armar una experiencia personalizada, ofrecen 3 locaciones cada una con un toque especial.



3er día: Montaña de los 7 Colores


Esta vez empezarán el día un poco temprano, saldrán alrededor de las 7am rumbo a Palcoyo, la montaña Palcoyo se encuentra a unos kilómetros más hacia el sur de la famosísima Montaña de 7 colores en la misma cordillera de Vilcanota, la caminata en un poco más corta pero el paisaje es igual de impresionante. Tendrán algunas paradas en el camino y a medio día estarán en la montaña. Una vez allá tendrán bastante tiempo para disfrutar del lugar, el Apu Ausangante tiene una vista impresionante desde allí, disfrutarán de vistas increíbles para llenar el celular de fotos. Y estarán de regreso a la hora que ustedes vean conveniente.


Luego les recomendamos volver al Cusco y usar su última noche para comer rico.

4to día: retorno

El último día ya es para volver con calma, comprar algunos souvenirs en las tiendas de artesanías, darse una última vuelta en el centro de la ciudad del Cusco y saber que han disfrutado al máximo cada momento en esta preciosa ciudad. Definitivamente después de esta experiencia verás a Cusco con otros ojos.


En Qhispikay Glamping siempre soltamos ofertas para venir a disfrutar con amigos, puedes seguirnos en nuestras redes sociales facebook e Instagram (@qhispikay.glamping) para que no te pierdas de ninguna oferta!

Si te gustó este artículo y quieres saber más detalles y tips nuestros para visitar Cusco, descarga nuestra guía gratuita.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo